Cómo evitar las hipoglucemias
Salud
|
Evitar las hipoglucemias

Practicar ejercicio físico de forma habitual aporta diversos beneficios: mejora los niveles de colesterol en sangre, la presión arterial, ayuda a controlar el peso corporal, mejora la ansiedad y, especialmente, la resistencia a la insulina.

Al hacer ejercicio no solo se consume glucosa, sino que también se estimulan las fibras musculares, dándoles la capacidad de transportar la glucosa al interior de las células. Así, cuando el ejercicio físico tiene una duración superior a 40 minutos, se produce un efecto similar al de la insulina, que es beneficioso y puede durar hasta 12-24 horas después de haber finalizado la actividad, en función del caso.

La hipoglucemia reactiva en el deporte

Pero, cuando la alimentación no ha aportado la suficiente cantidad de glucosa para la actividad realizada o cuando no se escogen los nutrientes adecuados durante las tomas previas al entrenamiento o la prueba, pueden darse problemas. La hipoglucemia reactiva en el deporte es un trastorno que puede generar bastante malestar, y es habitual en atletas. Ocurre por una rápida elevación de la glucosa en la sangre (o glucemia) debido al consumo de azucares en altas concentraciones inmediatamente antes de empezar a practicar ejercicio. De esta forma se estimula la liberación de insulina y, la acción combinada de la insulina con la acción propia del ejercicio, provoca una disminución notable de la glucemia que causa debilidad e incluso desmayos.

Por este motivo, un deportista que antes de la competición ha seguido una correcta estrategia alimentaria, con una sobrecarga adecuada de hidratos de carbono, y tiene sus depósitos de glucógeno llenos, si toma un gel deportivo cinco minutos antes de la prueba, es posible que sufra una hipoglucemia reactiva. Además, ciertas personas son más propensas que otras.

Consejos para evitar las hipoglucemias

  1. Se recomienda que pasen al menos 3 horas entre la ingesta del desayuno y la prueba deportiva, escogiendo carbohidratos que no sean de absorción rápida.
  2. En el caso de tomar carbohidratos entre una hora y media y tres horas antes de la prueba, se aconseja que sean más de 60 gramos y siempre de índice glucémico medio o bajo (es decir, de absorción lenta). La absorción variará mucho en función del tipo de azúcares que contengan como ingredientes: los azúcares de absorción rápida son la glucosa, sacarosa, dextrosa… (como los de los geles, algunas barritas deportivas o la miel) y los azúcares de absorción lenta, como los contenidos en los cereales integrales y en los frutos rojos.
  3. No se deben tomar alimentos o suplementos de IG alto justo antes de la competición. Si se toman, se ha de haber iniciado un calentamiento intenso previamente.

En conclusión, debemos procurar tener en cuenta todas las recomendaciones para evitar las hipoglucemias y garantizar el mejor rendimiento y salud, así como consultar con un especialista ante cualquier duda durante nuestra preparación deportiva.

Si te ha gustado este artículo, puede que también te interese: Problemas digestivos durante la competición

¡COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

LO MÁS LEÍDO
CATEGORIAS
¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS LAS NOVEDADES?
¡SUBSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!
Menú