La anemia en verano
Consejo nutricional
|
La anemia en verano

La anemia en verano es un agravante en tu estado físico, ya que además solemos estar muy fatigados por el calor y la astenia veraniega. 

Cuando notas una gran debilidad, piel pálida, dolor de cabeza, mareos, se te cae el cabello y quiebran las uñas con facilidad… podrías tener niveles de hierro bajos. No los descuides, pues pueden agravarse. 

La anemia es un trastorno en el que se produce una bajada del número de glóbulos rojos o de la cantidad de hemoglobina en la sangre. Como la hemoglobina es la proteína que transporta el oxígeno a las células para que puedan desarrollar sus funciones, todo el cuerpo se resiente cuando sucede.

Este problema suele darse con más frecuencia en verano y especialmente en las mujeres, debido a menstruaciones abundantes. Otro desencadenante que acaba estallando en anemia, es el hecho de haber seguido una dieta desequilibrada los meses previos para la famosa operación bikini, sin haber sido supervisados por un profesional. 

En el caso de los adolescentes, también puede ser peligroso, puesto que es frecuente que se sometan a restricciones alimentarias o dietas de adelgazamiento desequilibradas y de escaso valor nutritivo, justo en ese momento de la vida en el que sus necesidades de hierro están aumentadas debido al desarrollo corporal.

Por eso, es imprescindible acudir a un profesional colegiado si queremos bajar de peso, modificar nuestra composición corporal o si detectamos alguno de los síntomas propios de la anemia. Esta persona nos diseñará una pauta semanal y unas recomendaciones, sin descuidar el aporte de hierro de la dieta, a partir de alimentos como las verduras de hoja verde, las legumbres, los frutos secos, el huevo, el marisco o la carne.

Es muy habitual que personas con síndromes de malabsorción intestinal y/u operaciones intestinales tengan déficit de hierro.

El hierro lo encontramos en la alimentación de dos formas: 

  • Hierro hem o hemínico: es aquel que se encuentra en las carnes magras, sobre todo en las carnes rojas, mariscos y aves. Este tipo es el que mejor se absorbe llegando al 25%. 
  • Hierro no hem: es el famoso hierro de las lentejas, es decir, es el hierro vegetal. Su poder de absorción es bajo, sólo del 1 al 10%. Será determinante combinarlo con ciertos alimentos para mejorar su biodisponibilidad, como la mezcla con alimentos ácidos o algunos aminoácidos

Para potenciar la absorción del hierro de la dieta, sigue las siguientes recomendaciones:

Elige postre de fruta, no yogur

La vitamina C ayuda a la absorción del hierro: mejora la biodisponibilidad del hierro añadiendo alimentos ricos en vitamina C ya sea como guarnición (pimiento rojo, perejil, ensaladas…) como en postres (frutas cítricas, kiwi, piña…).

Por esta razón, es preferible evitar los yogures o postres lácteos de postres. Lo mismo pasa con los postres que, aunque no sean lácteos, tienen calcio añadido. Estos son inhibidores de la absorción del hierro.

Añade carnes, aunque sea un poquito

Pequeñas cantidades de carne favorecen la absorción del hierro no hemo, por ejemplo, añadiéndola a las lentejas o espinacas. 

Evita los complementos a base de salvados

El abuso de los salvados para para aumentar el consumo de fibra, inhiben la absorción del hierro. Es por eso que, si tienes niveles bajos o estás en tratamiento para la anemia, intentes obtener la fibra a partir de verduras cocidas, ensaladas, hortalizas y cereales integrales para aumentar la absorción de hierro de los alimentos que consumas. 

Consume suficiente vitamina B12

La anemia megaloblástica es causada por la carencia de vitamina B12 y de ácido fólico. La B12 es una vitamina abundante en las carnes, aves, huevos, leche y productos lácteos y la vitamina B9 o ácido fólico la encontramos en vegetarles de hoja verde crudos en grandes cantidades.

Supleméntate siempre que sea necesario

Si tras habernos hecho análisis de sangre se observa anemia, el médico considerará recetarnos algún complemento de hierro que complete ese déficit y eleve los niveles de vuelta. 

Cuando queremos un refuerzo o tenemos las necesidades de hierro aumentadas por los casos anteriormente descritos, podemos tomar una cucharadita al día del complemento alimenticio a base de Hierro con Miel, que tiene un delicioso sabor y vitamina B6, que mejora la absorción de este mineral tan necesario, y seguir las recomendaciones anteriores para mejorar la biodisponibilidad del hierro a través de la alimentación. 

Si te ha gustado este artículo, puedes informarte también con ¿Cómo ayuda el deporte al sistema inmunitario?

¡COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

LO MÁS LEÍDO
CATEGORIAS
¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS LAS NOVEDADES?
¡SUBSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!
Menú