Pautas alimentarias tras las vacaciones
Consejo nutricional
|
Pautas alimentarias tras las vacaciones

En este artículo te proponemos pautas alimentarias tras las vacaciones para conseguir el máximo rendimiento, un peso saludable y un buen funcionamiento del organismo.

Como es bien sabido, consumir determinados alimentos en cantidades y proporciones adecuadas influye en un buen estado de salud, por eso es tan importante cuidar lo que ingerimos. De hecho, se ha observado que las poblaciones más sanas son aquellas con un alto consumo de frutas y hortalizas, granos de cereal enteros, legumbres, frutos secos y semillas, ya que contienen vitaminas, minerales y fibras que tienen propiedades antioxidantes. Entre ellos destacan las vitaminas A, C y E, el selenio y los fitoquímicos:

  • La vitamina A interviene en la diferenciación celular y protege de la oxidación.
  • El licopeno y las vitaminas C y E también son eficaces antioxidantes.
  • El ácido fólico participa en la adecuada síntesis del ADN y en los procesos de división celular.

Es posible que en los últimos meses hayamos variado nuestra alimentación, alejándonos de las recomendaciones. Es el momento de volver a las elecciones saludables para conseguir el máximo rendimiento, un peso saludable y un buen funcionamiento del organismo.

Recomendaciones nutricionales

Para ello, la Dieta Mediterránea es idónea porque se basa en el consumo regular de frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, aceite de oliva, pescados, huevos y carnes blancas.

No olvidemos que también es fundamental la manera en que combinamos y cocinamos estos alimentos (a partir de cocciones bajas en aceites y aderezos), así como su proporción, que debe adecuarse a cada persona según su complexión física, edad, sexo, actividad, objetivos, etc.

Por ejemplo, en el caso de las proteínas, que nos ayudan al mantenimiento y desarrollo de la masa muscular (entre otras funciones), lo ideal es combinar diferentes fuentes para poder aportar al organismo un perfil de aminoácidos completo. La recomendación es que aproximadamente el 50% sean de origen animal y el otro 50% de origen vegetal.

Todo ello distribuido en 5 ingestas diarias, cada 3-4 horas, que permitan regular el apetito, los niveles de glucosa en sangre, la síntesis de insulina y aporten la energía y los nutrientes necesarios para rendir correctamente en cada momento del día.

Recomendamos que sea un nutricionista especializado el que nos asesore concretamente sobre cómo proceder, especialmente si practicamos ejercicio o tenemos alguna patología, y combinar estas pautas con una rutina deportiva individualizada.

Si quieres ampliar información sobre los beneficios del Omega-3 en deportistas, pincha en este enlace.

¡COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

LO MÁS LEÍDO
CATEGORIAS
¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS LAS NOVEDADES?
¡SUBSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!
Menú