Las bases para unas articulaciones fuertes y resistentes
Salud
|
Las bases para unas articulaciones fuertes y resistentes

Nuestras articulaciones trabajan duro cada día, su movimiento es constante y requieren de cuidados excelentes. Todos sabemos de la importancia de la dieta, pero en muchas ocasiones, se puede descuidar involuntariamente, por falta de información o por exceso de información, la cual nos confunde. Nos encantaría poder hablaros de cuáles son las bases para unas articulaciones fuertes y resistentes, en lo que a la dieta se refiere.

Nuestro cuerpo es un continuo flujo de reacciones químicas que se encargan de generar todo tipo de proteínas que dan lugar al buen funcionamiento del organismo. Entre todas ellas, tenemos el colágeno, aquella proteína tan abundante en ligamentos, tendones, cartílago, hueso, piel… la más abundante del organismo. 

Si queremos tener nuestras articulaciones on fire, debemos aportar a nuestro cuerpo la materia prima para fabricar esos materiales necesarios para los tejidos que la componen. Vamos a verlos con detenimiento:

  • Proteínas: Es importante tomar una ración de proteínas en las 3 comidas principales y en cantidades razonables. No es mejor tomar una gran cantidad concentrada en la comida y descuidar la cena o el desayuno, no. Lo ideal es cubrir las necesidades proteicas a lo largo del día para que nuestro organismo disponga de ellas a lo largo de toda la jornada.
    También es interesante elegirlas acorde a la hora que las tomamos. En los desayunos combinan muy bien los huevos. No necesariamente el huevo cocinado por sí solo, otras opciones son en bizcochos (tienes un bizcocho increíble y rápido de hacer aquí), crepes (receta aquí), y otros desayunos que lo contienen (aquí, aquí y aquí 😊 ). Así pues, cuando comamos carne roja, será mejor destinarla a mediodía y preferir los pesados por las noches, ya que son de una digestión más sencilla.
  • Magnesio: el magnesio es el mineral que más fácilmente podemos tener deficitario. Si éste no está presente en las cantidades suficientes, la síntesis de colágeno puede verse comprometida. Hay alimentos que lo contienen en mayor medida, como los frutos secos, garbanzos, judías blancas, guisantes, maíz, el cacao, etc. (en ese orden). Pero no siempre tomamos a diario los 380-400mg que necesitamos. No hay problema en este aspecto ya que es un suplemento nutricional muy habitual y sencillo de tomar. Tienes no opciones aquí.
  • Fósforo y calcio: son los protagonistas del mantenimiento de los huesos y ambos deben estar en equilibrio para que no se afecten, el uno al otro, en su absorción. El calcio es relativamente sencillo de encontrar a través de los productos lácteos, legumbres o pescados enlatados, por ejemplo. También es frecuente encontrar múltiples productos enriquecidos con calcio para aquellas personas que no toman lácteos. El fósforo quizá sea algo más complicado si no somos de tomar frutos secos y semillas, que son fuentes con un gran contenido. Podemos ayudarnos con la lecitina de soja para cubrir estas necesidades.  
  • Vitamina C: Tomar 3 veces al día una fruta o una ensalada nos aporta la vitamina C necesaria para fabricar colágeno y, repartida de esta manera, la tenemos disponible toda la jornada, ya que esta se eliminará de nuestro organismo en unas horas. Podemos agregar al desayuno un par de kiwis, tomar una ensalada con tomates y brotes verdes a mediodía y tomar de postre en la cena una taza de frutos rojos. Como veis, no es difícil conseguir la vitamina C diaria a través de la dieta.

Nos encantaría que analizaras tu dieta y vieras si cumples estos sencillos y deliciosos requisitos ¡no es nada complicado! 

Si te hemos ayudado, te recomendamos leer Un ácido graso esencial en la salud del deportista. 

¡COMPARTE!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

LO MÁS LEÍDO
CATEGORIAS
¿QUIERES ESTAR AL DÍA DE TODAS LAS NOVEDADES?
¡SUBSCRÍBETE A LA NEWSLETTER!
Menú